Daniel Akst apuesta por el periodismo local

8 Nov

PR04281011_writelocal/Sandra S. Manzanares Lucas

Dicen que el periódico de papel desaparecerá en 2043. Puede que lo haga antes, o que no lo haga nunca. En cualquier caso, lo que sí es cierto es que la forma de hacer periodismo está cambiando.  Tanto en los contenidos como en la transmisión de la información y, como siempre, unos medios se adaptan mejor que otros a la permuta. Como señala el periodista Daniel Akst en su artículo ‘Write Local: How Small Newspapers Are Surviving, los periódicos pequeños pueden mantenerse con grandes expectativas si se reinventan a sí mismos.

A los lectores no sólo les interesa conocer lo que sucede a nivel nacional, de hecho, cada vez son más los que buscan el enfoque local. Para cubrir sus necesidades informativas en este ámbito recurren a la prensa de su ciudad o de su provincia, es decir, a los periódicos locales. Este tipo de noticias tan demandadas se encuentran en los diarios comunitarios, que sobreviven, en su mayoría, gracias a la publicidad. Al tratarse de empresas pequeñas carecen de la financiación que poseen las cabeceras nacionales y, por tanto, de las posibilidades de adaptarse a las nuevas tecnologías y de acceder a la información de la misma forma que pueden hacerlo los periódicos de grandes tiradas. Aunque si bien es cierto que en el periodismo tal situación se viene repitiendo desde sus inicios. No es novedad la reinvención de los medios ni los cambios de formato. Lo que sucede es lo ya mencionado, las empresas, en este caso los periódicos locales, no pueden competir con los todopoderosos medios generalistas. Por lo que se ven obligados a reducir costes. Una de las consecuencias de los reajustes es la diversificación de tareas, que se traduce en un recorte el personal y con ello, en muchos casos, de calidad. Se podría pensar que el nivel de la información mengua, pero no necesariamente ha de ser así. Los dirigentes de los periódicos locales conocen el valor de la proximidad de las fuentes y lo aprovechan.

Daniel Akst se refiere al diario local Register-Star como un modelo de innovación. Este pequeño periódico de Hudson, Columbia, enfoca la actualidad según los intereses de los lectores del condado y ha conseguido hacerle frente a las cabeceras más importantes del país. Incluye elementos que buscan llamar la atención de los vecinos, noticias que no puedan encontrar en una cabecera nacional y de paso, como señala Akst, ahorran en gastos de personal “rellenando sus páginas con noticias genéricas de agencia” y pagando sólo por la información que procede de su localidad. Además, el Register-Star tiene la suerte de ser el único medio de la comarca, con lo que carece de competencia y, aparte de convertirse en la fuente principal de información para los habitantes de la zona, también goza del monopolio de la publicidad, obteniendo así una financiación importante; que a pesar de estar muy lejos de los ingresos de los medios generalistas, constituye una gran ayuda para el mantenimiento de una pequeña empresa. Pequeños negocios que en la era de Internet necesitan reinventarse para sobrevivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: