Fe de errores: La noticia está en todas partes

9 Ene

PR13_MONTAGUT/Farasa Hanano Álvarez

“Fe de errores. Una historia de periodistas”es el título del que el periodista Albert Montagut ha decidido poner a su historia personal. Un libro basado en sus experiencias, en su vida profesional y en las relaciones que ha mantenido a lo largo de su carrera con los profesionales de la información de este país.

Ficha técnica:

Título de la obra: “Fe de errores. Una historia de periodistas”

Autor: Albert Montagut

Fecha, lugar: Enero de 2009, Madrid

Número de edición: Primera

Editorial: Temas de hoy

ISBN: 978-84-8460-763-2

Depósito legal: M. 55.272-2008

Número de páginas: 480 incluyendo el índice, la introducción, los once capítulos, la bibliografía, los agradecimientos y el anexo documental.

 

Estructura:

La estrucutra de la obra se clasifica en once capítulos donde el periodista catalán desmenuza su historia profesional centrándose en anécdotas personales, relaciones mantenidas con periodistas que se han convertido en mentores y amigos  y como se forman las cabeceras más prestigiosas del país de las que Montagut ha formado parte.

Todo comienza en las Ramblas barcelonesas bajo el cartel de Catalunya Express, donde Albert Montagut se abrió paso en el mundo del periodismo. El primer error de su carrera, no cubrir una información, fue el protagonista de marcar la diferencia entre lo que era y no noticia, en enseñarle  que hay que estar allí donde se dan los sucesos (un buen reportero lo habría hecho) y patearse la calle para conocer todo lo que pasa alrededor sin dejar ninguna información sin cubrir.

No sólo aprendió de sus propios errores, si no que absorbía y se empapaba de todos los periodistas que pasaban por su vida. Hizo grandes amistades con Antonio Franco, Juan Luís Cebrián, José Couso y Pedro J. Ramirez entre otros, todos con diferentes ideologías y pensamientos pero que marcarían de un modo especial a Montagut por todo lo que podían enseñarle. Sus andaduras lo llevaron a dirigir la publicación del Mundo en Catalunya, a hacer reporterismo desde Washington o a formar parte del diario ADN.

Durante toda la obra se destaca la idea del reporterismo en el extranjero, la importancia de cubrir de una forma más exacta lo que pasa al otro lado del charco. Una idea que le marcó a lo largo de toda su carrera, la idea de ser parte del periodismo en EEUU es una espina clavada que acompaña al autor durante toda su trayectoria. Una espina que le impediría seguir formando parte del País y le llevaría a la redacción de El Mundo, acto por el que fue criticado. En conclusión, una historia de periodistas.

 

Valoración de la obra:

      Desde el principio, Fe de errores se mete de lleno en el mundo del periodismo. Albert Montagut, predica su pasión por esta profesión, sus ganas de aprender y de formar parte de la historia del periodismo. El inicio del libro contagia esas ganas al lector, esa fuerza que tiene el autor al que se le ve capaz de llegar donde se proponga. Pero a medida que la historia avanza la pasión se va desvaneciendo. La lectura va resultando pesada y un poco lenta. El lector tarda en situarse en la escena y se encuentran saltos amplios en el tiempo o en las historias que son difíciles de percibir.

A pesar de que el cambio es de manera paulatina y continuada durante toda la historia el bajón de la obra comienza en su última etapa de El País. La obsesión del autor por volver a América tras sus meses en Washington, su frustración por no conseguirlo y sus posteriores cambios, algunos equivocados, como dejar El País cambia toda la trama y vuelven la historia farragosa y repetitiva. El entusiasmo que se contagiaba desde el primer momento cae en el olvido y Fe de errores se convierte en un libro nostálgico, con un autor herido “por su fracaso” en no asentar una delegación de El País en EEUU.

No obstante, el periodista catalán vuelve a afrontar nuevos proyectos al final del libro que le ayudarán a superar la herida que ha dejado EEUU en él. Asume la dirección de  El Mundo de Catalunya, bajo el mando de Pedro J.  Y por fin encuentra su camino en Adn donde se dará cuenta de la importancia de internet en esta nueva era, y sentirá la necesidad de adaptarse a los nuevos retos que le plantea esta plataforma. Fe de errores acaba como empieza, entusiasmando al lector.

Citas:

“Pran declaró en su lecho de muerte que se sentía satisfecho porque su vida había servido para denunciar las atrocidades en Camboya por los Khmer rojos” 118- 119

“El puerto de la Perla debió ser una ratonera de la que salir con vida fue un milagro. Impresiona que los carteles sean en Japonés y en Inglés”. 136

“Inter Affair Division ( Investiga las extorsiones de la policía en Los Ángeles”. 141

“You man, no me, you fuck yo”, suelen decir los negros a un blanco que acaba de perder una mesa de billar. 155

“El periodista de Watergate no se considera una leyenda. Carl Bernstein”. 165

“Los corresponsales cobramos 100 dólares más a la semana que los reporteros, William Holden, En la colina del adiós”. 206

“La comodidad es un defecto que se acopla a los periodistas y en muchos casos, la experiencia no sólo la evita, sino que la adopta como una medalla con méritos contraídos”. 226

“El sueño de la izquierda no era importante para el ser humano, en tanto en cuando ese sueño no reflejara libertades reales”. 287

“Pedro J. Publicad y dar voz a todas las opiniones y cuanto más dispersas mejor”. 287

El dibujante Forges: “ Me voy para intentar encontrar mi equilibrio”. 287

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: